(511) 713 3333 - Anexo: 43476
acaballero@hersil.com.pe
Whatsapp (051) 998-147229

Sistema Digestivo

Incluir Fibra Dietética en la alimentación, es un excelente hábito, ya que ha demostrado ser un componente benéfico e importante para el ser humano, una de las principales razones por las que la fibra alimentaria es importante es porque pasa por el organismo sin ser absorbida.

Sistema Digestivo

Publicado: 27/11/2014

Incluir Fibra Dietética en la alimentación, es un excelente hábito, ya que ha demostrado ser un componente benéfico e importante para el ser humano, una de las principales razones por las que la fibra alimentaria es importante es porque pasa por el organismo sin ser absorbida.

Consumir suficiente calcio y vitamina D durante un programa de reducción de consumo de calorías puede aumentar los efectos beneficiosos de la pérdida de peso sobre el colesterol.

El descontrol tanto en las comidas como de los hábitos alimenticios durante las vacaciones puede hacer que los estómagos más sensibles se resientan y causar ardor. No tumbarse ni acostarse durante la digestión, no agacharse o hacer esfuerzos después de comer o evitar las comidas copiosas, los líquidos calientes y los cítricos son algunos de las recomendaciones que lo previenen.

La fibra que contiene la piña, en su jugo y no en almíbar, es muy recomendable para prevenir el estreñimiento, normalizar la flora intestinal y evitar la obesidad ya que ralentiza el paso de los alimentos por el estómago y se produce una sensación de saciedad, "por lo que se come menos".

El consumo de agua, aumenta la velocidad de tránsito de los alimentos a través del tracto digestivo y ayuda a regular la función gastrointestinal. Comer despacio favorece la reducción del peso corporal o ayuda a las personas a mantener un peso saludable, dado que quienes se toman su tiempo para consumir las tres comidas ingerirían 210 calorías menos por día que los que las devoran.

Nuevas investigaciones acerca del omega 3 , un aceite que producen los peces de aguas muy frías, revelan que este minimiza en los seres humanos el riesgo de padecer arterioesclerosis (endurecimiento de las arterias) y la formación de colesterol . También, el consumo de alimentos que contengan este ácido graso, contribuye a que los niños tengan mayor agudeza visual y mejor desarrollo de su retina y sistema nervioso. Por esta razón, se aconseja el consumo de pescado 2 a 3 veces por semana en las mujeres embarazadas. Entre los peces que contienen mayor cantidad de omega 3 podemos mencionar: atún, caballa, sardina, salmón, trucha, gatuzo y trilla.